¿Qué debemos evaluar?

1. Necesidades:

Es indispensable plantear las expectativas y alcances que requiere nuestra colaboración.

Por otra parte, revise cómo desearía recibir la información para establecer el nivel de calidad y el plazo.

2. Más allá de lo esperado:

Ser proactivo es entender la finalidad del servicio, buscar interés en la fuente y establecer claramente cómo podría ir mejorando el proceso en el cual usted es protagonista para mejorar costo, calidad o tiempos. Busque siempre iniciar con uno de los tres indicadores.

3. Medición:

Establecer indicadores que permitan evidenciar su aporte en los tres criterios anteriores, le permitirá demostrar su participación y el valor agregado que brinda.

Sea transparente para la mejora continua.

4. Colaboración:

Trabaje en equipo, informe de los avances y revele no solo los éxitos sino también las barreras, es probable que su cliente pueda ayudarle en caso de trabas.

5. Actitud:

Todo está en su comportamiento, pero tenga en cuenta dar buen trato.