¿ Cuál es la diferencia entre oír y escuchar?

Existen grandes diferencias.

Mientras  oír significa  simplemente percibir vibraciones de sonido, escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye.  Es necesario tener una cierta empatía, es decir, saber ponerse en el lugar de la otra persona.

Los beneficios de aplicar una escucha activa son:

Que haya una comunicación fluida y que las personas  se sientan consideradas, valoradas y atendidas. Si se  escucha adecuadamente un problema, podremos resolverlo desde la raíz, más comprometidos con confianza, transparentes y sinceros.